Escoge a un buen maestro.

Escoge a un buen maestro.
Escoge a un buen maestro.

Es complicado explicar como se comporta un buen maestro, lo que hace por nosotros y a donde nos lleva con sus consejos.

Si algo he aprendido con mi experiencia en las artes marciales es que hay miles de personas con un corazón gigante pero lógicamente no todo el mundo es así.

Realmente hay personas que intentarán que estés en lo más bajo, y precisamente no tiene por qué ser tu maestro aunque el deberá ser quien te aconseje en cada momento.

Dicho esto vamos a darte unas pautas que consideramos que un maestro/sensei/kru, debe seguir.

¿Por qué empezaste en su escuela?

Tenemos que comenzar por el principio así que recuerda tus inicios con tu maestro.

Haz memoria y acuérdate de lo que te llevó a su dojo, podrías pensar que esto no tiene nada que ver con tu maestro pero créenos que importa.

Muchas cosas te podrían haber llevado a un dojo de artes marciales como un buen acondicionamiento físico, querer aprender a defenderte para sentirte seguro, el arte marcial te gusta.

Querías probarlo, competir en ello o un sin fin de motivos más, lo importante de esto es saber si tu maestro te preguntó tu motivo y si de primeras se preocupo por ti.

Los primeros entrenamientos son muy importantes ya que pueden decidir nuestro futuro en ese arte marcial.

Si tu maestro estaba muy pendiente de tí y quería conseguir tu progreso sin olvidar el de los compañeros es un muy buen indicador.

¿Qué hace por los alumnos?

Cada entrenamiento para los alumnos suele ser otro para el maestro debido a que se pueden dar problemas.

Posibles lesiones o pequeños contratiempos que hacen que una clase no pueda llevarse a cabo de manera correcta.

Lo que caracteriza a un buen maestro también es la fluidez con la que lleva un entrenamiento y esto es de agradecer ya que se aprovecha al máximo el tiempo.

Después y antes de cada sesión de entrenamientos tu maestro será maestro y no profesor.

Con esto me refiero a que los consejos, valores y todo lo que te puede llegar a transmitir un maestro es lo que lo diferencia de un profesor, lo que nos lleva al siguiente paso.

¿Qué nos enseña?

A esta pregunta hay múltiples respuestas, olvidemos las técnicas y combinaciones que has aprendido gracias a él y recuerda sus palabras, cada acción que ha hecho directa o indirectamente por tí y que te ha enseñado algo.

Los valores para una escuela deben ser importantes porque las artes marciales no son para peleas callejeras y esto te lo tienen que hacer saber a tí y a tus compañeros en infinidad de veces.

El respeto y la humildad nunca deben faltar en las enseñanzas de un maestro.

Se debe preocupar por tus estados de ánimo y preocuparse por tus estudios o trabajo, parece difícil de decir pero un maestro debe de ser como un segundo padre y confiar en los actos de sus alumnos.

No olvides quien te empuja y quien te separa de tu éxito.