Ejercicios y entrenamientos para antebrazos

push up

Si hay una parte del cuerpo que olvidamos en los entrenamientos o que le dedicamos un tiempo menor seguro que el antebrazo está en las primeras posiciones. A nivel estético, su capacidad es bastante limitada y por eso muchas veces dejamos de trabajarlo. Pero, en realidad es un músculo importante y es aconsejable, meterlo en nuestra rutina de entrenamiento.

Por lo general, se necesitan de algunos elementos externos para ejercitar esta parte del cuerpo. Esos complementos pueden ser mancuernas, ligas, cuerdas, sillas o cualquier artículo de peso. Sin embargo, existen ejercicios que pueden hacerse con el propio peso del cuerpo.

Si se busca el desarrollo de músculos y un cuerpo equilibrado, es necesario trabajar tanto bíceps, como tríceps y antebrazo. Esta parte del brazo tiene buenos beneficios en cuanto a fuerza y sobre todo, prevención de lesiones o futuros daños.

Anatomía y función

La zona del antebrazo está compuesta por: compartimiento anterior, compartimiento lateral y compartimiento posterior. Cada una de estas partes da soporte para el desarrollo de los propios bíceps y tríceps, también a los hombros, pecho y espalda.

El antebrazo brinda fuerza y estabilidad. Muchas veces el límite a la hora de hacer peso muerto o algún tipo de remo es que falla el agarre. A la par, en otras oportunidades el entrenamiento de espalda queda limitado también por culpa de no tener suficientemente desarrollado el antebrazo.

En cuanto a lesiones, un antebrazo poco ejercitado tiene un alto riesgo de lesión. Las muñecas están expuestas a daños incluso en ejercicios de jalones o de sostener el propio peso.

Estas son algunas de las razones de por qué es importante ejercitar este músculo olvidado. Los ejercicios que pueden hacerse para trabajarlo suelen ser sencillos y el resultado será fácil de observar al ejercitar otras partes del cuerpo.

Es importante entrenar los antebrazos una vez por semana, ya que nos protegerá de lesiones y hará que nuestra progresión muscular se vea mejorada

Ejercicios para entrenar los antebrazos

  • Flexiones de muñeca:

Sentados en un banco, con el brazo apoyado sobre un muslo. La muñeca debe sobrepasar la rodilla y la palma de la mano debe mirar hacia arriba. En esta posición, se debe flexionar la muñeca hacia arriba y hacia abajo. Este ejercicio puede hacerse con algo de peso y pueden ser cuatro series de 10 repeticiones.

  • Antebrazo con cuerda:

Para este ejercicio de debe colocar una pesa al final de una cuerda amarrada a un palo y se debe enrollar y desenrollar subiendo y bajando la pesa. En este entrenamiento la contracción muscular es excelente. 

  • Flexiones:

Los push ups siempre son una buena idea para ejercitar los brazos. No solo se trabajan los bíceps y tríceps sino que el antebrazo también se ve beneficiado del ejercicio. Se trabaja también la espalda.

  • Mancuernas:

Al momento de querer entrenar los antebrazos hay distintas opciones. Las mancuernas son excelentes para realizar cualquier ejercicio. Con una en cada mano, de pie, los brazos estirados hacia adelante se hacen ejercicios de muñeca hacia arriba y abajo. La polea también es otra herramienta para conseguir un antebrazo fuerte.

En cualquiera de los casos, es importante no recargar demasiado la zona y trabajarla poco a poco.